Audífonos con tecnología de redes neuronales profundas

En los últimos estudios independientes se ha revelado que el córtex auditivo se divide en dos subsistemas; el subsistema de audición orientada y audición enfocada que trabajan juntos. Estos dos subsistemas analizan el código neural y lo convierten en sonidos con significado, por lo tanto cuanto mejor es el código neural mejor funciona el cerebro.

Cuando estamos en un entorno cualquiera, una persona normoyente reconoce los sonidos sabiendo en cuales centrarse y cuales ignorar.(min 42:30)  La función del cerebro es gestionar la complejidad del sonido para escuchar y crear significado. Ofrecer menos sonido simplemente no es suficiente para el cerebro. Necesita acceso a toda la escena sonora

Para ello algunos fabricantes han empezado a incorporar en sus tecnologías las redes neuronales profundas. Tecnología que se viene utilizando en sistemas de reconocimiento facial, reconocimiento de habla, para prevención de enfermedades, o análisis de datos para mejorar la eficiencia en deportes como MotoGP o la Fórmula 1

¿Cómo es su funcionamiento? Pues bien, el aprendizaje profundo puede imitar el la función de procesamiento de datos del cerebro humano y crear patrones similares que el cerebro utiliza para la toma de decisiones. Estos sistemas pueden aprender de datos no estructurados o no etiquetados, y pueden producir resultados más precisos que otros sistemas de procesamiento y selección de datos más simples. Las redes neuronales profundas son el motor que hace que todo esto sea posible. En el Deep Learning o aprendizaje profundo, las capas interconectadas son llamadas neuronas, forman parte de la red neuronal. Esta red puede tomar una gran cantidad de datos y procesarlos a través de  múltiples capas, que pueden aprender características complejas de los datos, la red puede entonces, hacer un determinación sobre los datos, una suposición que previamente hemos «entrenado» en escenas sonoras complejas de la vida real. Basándose en si la suposición es correcta o incorrecta, utilizará este aprendizaje para hacer determinaciones sobre nuevos datos. De esta manera el algoritmo aprende por ensayo y error para tomar decisiones sobre datos, aunque sean desconocidos.

Se podría resumir en que las redes neuronales profundas son un tipo de algoritmo que imita la forma en que nuestro cerebro toma decisiones.

 

 

Hasta ahora, los sistemas de procesamiento de sonido se han diseñado utilizando métodos teóricos sobre cómo mejorar el habla o reducir el ruido de fondo. Al entrenar una red neuronal profunda con miles de escenas sonoras de la vida real. Con estas escenas integradas, los procesadores del audífono hacen su trabajo para que los sonidos que se reciben sean más nítidos y trabajen sin problemas en los distintos entornos de escucha optimizando el entorno de escucha ideal.

Así pues, una vez más, los fabricantes de audífonos dan una vuelta de tuerca a los avances tecnológicos para poder ofrecer las mejores soluciones a profesionales y pacientes en su batalla por corregir los distintos tipos de sordera

 

SHARE