Exostosis del conducto auditivo u oído de surfista ¿qué es?

La exostosis del oído es el crecimiento anormal en forma de protuberancias del hueso del conducto. Estas protuberancias hacen que se estreche el conducto de manera parcial en los casos leves o completamente en los casos mas graves.

La exostosis se produce como respuesta a la exposición prolangada al agua fría, de ahí que principalmente la padezca, surfistas, nadadores, buceadores y en general personas que practican deportes acuáticos. Por eso la exostosis del conducto auditivo se conoce vulgarmente como oído de surfista o nadador.

Cuando la exostosis esta en sus inicios se puede llegar a sentir taponamiento, como si se hubiese metido agua dentro, y ya cuando el estrechamiento va en aumento puede causar dificultades para expulsar el cerumen del oído, lo que puede provocar tapones. En los casos más severos es posible que se produzcan otitis, infecciones y pérdida de audición.

La manera de prevenirla, aunque no está demostrada, consiste en la utilización de tapones de baño en los practicantes de estos deportes lo cual ralentiza su crecimiento o si ya ha aparecido la exóstosis, su uso la puede frenar y además evitar las complicaciones de taponamiento completo y otitis descritas previamente.

Si la exostosis no produce problemas es aconsejable visitar periódicamente al especialista para la limpieza de cerumen del conducto auditivo para evitar su acumulación y taponamiento e infección. Pero si esta causando síntomas es conveniente intervenir.

Su intevención se realiza mediante cirugía (canaloplastia) y consiste en extirpar estas neoformaciones de hueso y dejar un conducto suficientemente amplio para que no de problemas. Es una operación que se hace directamente por el conducto auditivo sin necesidad de hacer incisiones detrás de la oreja y de esta manera se consigue una recuperación mucho más rápida y menos dolorosa.

SHARE