Consejos para convivir con una persona sorda

dissorder

Normalmente, una persona adaptada con audífonos o implantes se desenvuelve exitosamente en casi todos los ambientes si han tenido unos ajustes de adaptación correctos. Pero, al igual que los normoyentes (personas con audición normal), hay situaciones en las que debido a las dificultades del ambiente puede ser complicado entender con claridad las conversaciones.

Con unas simples pautas, podemos facilitar mucho la transmisión del mensaje a nuestro interlocutor con sordera.

1- Antes de empezar a contarle algo, llama su atención, bien mediante contacto visual o con un ligero toque en el brazo para indicarle que vas a comenzar a hablar.

2- Procura estar situado de manera que te vea claramente. Parte de la información que transmitimos la hacemos mediante lenguaje no verbal. Tu expresiones, tus gestos, la lectura labial apoya mucho la comunicación sobretodo cuando el ambiente se complica con ruido.

3- Utiliza un tono de voz normal. No hace falta hablar alto ni gritar, al igual que no hace falta acercarse a la oreja a hablarle. Es muy importante mantener el punto 2 explicado anteriormente.

4- Procura hablar de manera clara, es decir, vocalizando,  sin necesidad de exagerar la gestualización de las palabras. Hablar muy rápido no le va a ayudar nada, así que procura hablar utilizando una cadencia normal.

5- Hay que tener en cuanta que la mayoría de los audífonos trabajan diferenciando la  voz del ruido ambiental. Por lo tanto procura adaptar tu voz al entorno. Para poder tener una conversación sin problemas es importante que tu voz sobresalga del ruido ambiental.

Y por último y no por ello menos importante, es imprescindible que los audífonos se encuentren en unas condiciones impecables de limpieza, pues es, en la mayoría de los casos, uno de los factores que hacen que los audífonos no se oigan correctamente. Para ello visita con frecuencia tu centro audiológico para que los limpien y revisen con todas las garantías.

 

 

 

SHARE