Un videojuego que permite entrenar el oído a los usuarios de audífonos

videojuegos 2

Neurocientíficos de Harvard han creado un videojuego con el que entrenar al oído para distinguir una conversión con un elevado ruido de fondo. Los pacientes distinguieron hasta un 25% más de palabras y oraciones tras ocho meses de entrenamiento

 

 

Cerca del 15% de los estadounidenses tienen algún tipo de dificultad auditiva. De hecho, la más común es la dificultad para entender las conversaciones en ambientes muy ruidosos. Desafortunadamente, los audífonos son dispositivos diseñados para amplificar los agudos y los graves en función de las necesidades del paciente, pero no pueden distinguir la voz en un ambiente muy ruidoso.

 

Este problema no se debe a sus oídos, sino a su cerebro. En entornos cotidianos, las ondas emitidas por cada objeto se mezclan antes de entrar al oído, de modo que el cerebro determinar qué partes de sonido quiere oír y qué partes ignorar. Esta capacidad para distinguir, procesar y dar sentido al sonido es una de las primeras cosas que se descomponen en la pérdida auditiva por el envejecimiento o por trastornos como el autismo, la dislexia o la hiperactividad (ADHD por sus siglas en inglés).

 

Dan Polley y Jonathon Witton han creado un videojuego que entrena al cerebro para distinguir una conversación del ruido de fondo

 

Así, los neurocientíficos de Harvard, Dan Polley y Jonathon Witthon han descubierto que es posible entrenar al cerebro para distinguir la conversación del ruido de fondo. La clave parece ser un videojuego. En su estudio, publicado en la revista Current Biology, crearon un videojuego donde los jugadores trazan sus dedos alrededor de una pantalla en blanco y deben identificar los bordes de forma oculta.

 

Para saber si lo han realizado correctamente o no, unos auriculares le informan a través de un sonido continuo y, al mismo tiempo se reproducen ruidos de fondo. De esta forma, para encontrar los bordes es necesario escuchar atentamente los sonidos y observar cómo cambian a medida que mueven el dedo. A medida que el jugador pasa de nivel, aumenta el ruido de fondo y, por tanto, su dificultad.

 

Las personas que jugaron al videojuego llegaron a comprender hasta un 25% más de palabras y oraciones

 

En un experimento, los investigadores reclutaron a 24 personas para demostrar la eficacia del videojuego. La mitad de ellos jugaron a este videojuego mientras la otra mitad jugaron a un juego donde debían distinguir oraciones sin sentido en medio de un ruido de fondo. En éste último, los participantes debían recordar qué palabras habían escuchado en las oraciones Ocho semanas después, el grupo de memoria no distinguía mejor una conversación con ruido de fondo. Sin embargo, las personas que jugaron a un videojuego llegaron a comprender hasta un 25% más de palabras y oraciones en la conversación.

 

Para Polley, la clave del juego radica en que el cerebro tiene que predecir cómo cambiará el sonido del videojuego con cada movimiento del dedo y luego recibe comentarios inmediatos sobre lo que sucedió. “Se trata del mismo tipo de comentarios que las personas reciben mientras tocan un instrumento musical” afirma el investigador. “Por ejemplo un violinista anticipa la siguiente nota de una pieza, coloca su dedo en el lugar apropiado a lo largo del cuello del violín y luego escucha el sonido de la nota resultante y cómo encaja con los otros instrumentos de la orquesta. Si se necesitan ajustes de inclinación, su dedo casi inmediatamente cambia al punto correcto. Y debe hacer todo esto sin tener en cuenta los sonidos extraños, como la otra melodía en la sección de viento o el timbal” añade.

 

Dos meses después del entrenamiento con el videojuego, los participantes habían perdido las habilidades adquiridas

 

Al igual que tocar un instrumento, agudizar el oído requiere entrenamiento. Dos meses después de que finalizara el entrenamiento del videojuego, los investigadores probaron nuevamente las habilidades de comprensión del habla de los participantes y descubrieron que los beneficios del videojuego habían desaparecido.

 

Fuente: audioprotesitas.org

SHARE