CONSEJOS PARA EL CUIDADO DE TUS OÍDOS EN VERANO

piscina

Con la llegada del verano y el calor llega el momento de disfrutar de de baños refrescantes en la playa, piscinas o ríos. En ésta época aumentan las infecciones de oídos debido a contacto del agua y la humedad con nuestro oído. Este tándem genera el ambiente ideal para la proliferación de bacterias, gérmenes y hongos que producen diferentes enfermedades del oído, como por ejemplo otitis y otomicosis.

Aunque el cerumen tiene propiedades hidrófobas no siempre es suficiente para evitar que gotitas de agua queden dentro del conducto auditivo. Para evitar esto, o mejor es prevenir y la mejor manera es mediante el uso de moldes auditivos a medida para el agua. Éstos cierran el conducto auditivo de manera estanca evitando la entrada de agua mientras realicemos cualquier actividad acuática. Son de materiales hipoalergénicos y se pueden hacer de colores para verlos en el agua.

También es muy importante evitar que las aguas en las que nos bañemos no estén sucias o contaminadas, así como evitar las zambullidas de golpe en el agua ya que la presión puede causar problemas en el sistema auditivo.

Después del baño también es aconsejable secar correctamente los oídos para poder evitar que entren restos de agua.

Una correcta higiene y limpieza de los oídos evitarán problemas de exceso de cerumen o tapones, en cuyo caso lo mejor es ponernos en manos del médico Otorrino para su extracción y consejos de cómo mantenerlos limpios. Lo que está totalmente desaconsejado el es uso de bastoncillos de algodón ya que corremos el riesgo de arrastrar la cera hacia el interior formando poco a poco un tapón o incluso llegando a perforar el tímpano.

 

SHARE

Comments are closed.