Cómo saber si tu hijo tiene un problema de audición

Cómo saber si tu hijo tiene un problema de audición

Padres y madres, sobre todo cuando son primerizos, se preocupan por la salud de sus hijos. Y ésta abarca una gran cantidad de aspectos, entre los que destaca la audición. Al ser uno de los cinco sentidos con los que nos relacionamos con el mundo, se posiciona en uno de los primeros puestos en cuanto a los problemas que deseamos evitar en la medida de lo posible. Por ello, aunque justo después del nacimiento se hacen pruebas auditivas para descartar cualquier problema en este sentido, hemos de mantenernos alerta ante señales que pueden estar indicándonos que algo no marcha bien. Esta observación durante todas las etapas del crecimiento permitirá una detección precoz en caso de existir algún tipo de disfunción. Esto posibilitará poner solución en fases iniciales, lo cual, junto al tratamiento adecuado, ayudará a que el niño o niña desarrolle su lenguaje, su comunicación y evitará posibles problemas en su relación con el entorno.

¿Qué cosas deben llamarnos la atención en cada edad?

Como decíamos, la observación de nuestros pequeños es clave. Cualquier signo de los que a continuación enumeramos debe tenerse en cuenta y si llevamos algún tipo de diario sobre la salud de nuestros hijos, debe ser anotado. De esta manera, podremos llevar mayor control sobre cuándo nos hemos dado cuenta de cada uno de los hechos si hemos de acudir a un otorrinolaringólogo para que analice el estado de la audición de nuestro hijo o hija.

A continuación, vamos a ver algunos de los signos que pueden alertarnos de que hay un problema auditivo:

  • Entre los 0 y los 6 meses hemos de observar si no reacciona ante ruidos muy fuertes, es capaz de dormir en lugares con demasiado bullicio, no sonríe ni se tranquiliza cuando escucha nuestra voz y no emite sonidos buscando llamar nuestra atención.
  • Entre los seis meses y el año de vida, es importante darse cuenta de si no vuelve la cabeza cuando oye sonidos familiares, no balbucea, no entiende un “no” o un “adiós” si no va acompañado de un gesto y no trata de imitar las vocalizaciones de las palabras que escucha en los demás.
  • Cuando el niño o niña se encuentra entre el año y los dieciocho meses de vida, los signos que pueden indicarnos que hay algún problema de audición son que no dice “papá” ni “mamá”, ni tampoco señala a las personas u objetos conocidos cuando se les nombra.
  • A los dos años debe entender órdenes fáciles sin necesidad de tener ningún tipo de apoyo visual.
  • A los tres años el niño o niña debe ser capaz de localizar la fuente del sonido y repetir frases.
  • A los cuatro años debe saber contar lo que le ocurre.
  • El signo que nos puede decir a los cinco años de vida si hay algún tipo de problema es que a esa edad el niño o niña no puede mantener una conversación sencilla.
  • A nivel general, también hemos de tener en cuenta si repite demasiado la pregunta “¿Qué?”, pone el volumen de la televisión demasiado alto, tiene frecuentemente falta de atención, le cuesta concentrarse, observamos que orienta la cabeza hacia la fuente del sonido, mira fijamente a la cara cuando le hablan o no oye cuando se le habla desde una habitación cercana.

Pero, ¿por qué tiene un problema de audición?

Esa es una pregunta que suelen hacerse los padres cuando se dan cuenta de que hijo o hija tiene un problema auditivo. La respuesta a esta cuestión es compleja, ya que la pérdida de audición puede estar provocada por varias causas entre las que se encuentran la propia genética (en aproximadamente el 50% de los casos), un traumatismo craneoencefálico, una enfermedad e, incluso, por el tratamiento de alguna enfermedad grave; aunque también puede darse por una combinación de varios factores. En cualquier caso, lo más importante cuando observamos los signos anteriormente descritos es acudir rápidamente a un especialista para que analice la cuestión y ponga el tratamiento oportuno.

niños ok

 

Fuentes:

 

Comprueba si tu hijo oye bien, Mi Bebé y yo

 

Los diez signos para detectar que tu hijo no oye bien, ABC

 

Problemas auditivos en niños, Phonak

 

 

SHARE